ASERTIVIDAD

Es la habilidad social que reúne la capacidad de decir lo que pensamos y sentimos sin menospreciar a nadie, de defender nuestras capacidades y necesidades sin sumisión ni agresividad.

Pongamos un ejemplo: Vas a un restaurante a comer. Cuando te atienden, te traen los cubiertos sucios, con restos de comida. ¿Cómo te comportarías?

a. Armar un escándalo, gritar y amenazar con no volver al restaurante.

b. No decir nada, y limpiar los cubiertos y usarlos a disgusto.

c. Llamar al camarero y pedirle, por favor, que te los cambie.

Este ejemplo nos enseña tres estilos comunicativos: AGRESIVO, PASIVO y ASERTIVO.

La primera opción es AGRESIVA, es frecuente en personas que emplean una comunicación unidireccional. Considera que tiene que defender sus derechos e intereses a cualquier precio, sin escuchar a los otros. Aunque a corto plazo este estilo puede tener resultados positivos, ya que suelen conseguir lo que buscaban, la consecución de los objetivos a largo plazo tiene efectos negativos ya que sienten tensión, frustración, culpa…

asertividad FOTO

La segunda opción, como bien está reflejada, es un estilo comunicativo PASIVO. Son incapaces de decir “No” a unas demandas en contra de sus intereses. No están seguras de sí mismas y prefieren ceder. Estas personas, suelen sentirse manipuladas e incomprendidas.

Estas formas de comportarnos nos hacen ser ineficaces, generándonos malestar.

La última opción ilustra un estilo comunicativo ASERTIVO. La persona asertiva sabe respetar al otro, sin dejar de respetarse a sí mismo. Sabe adaptarse al contexto, por lo que resuelven los conflictos con facilidad. Son personas con un grado de autonconfianza elevado.

¿Cómo aprenden los niñ@s a ser asertivos? ¿Cuál es la causa de no serlo?

  • Desde pequeños, cuando los niños contestan de forma adecuada a sus padres, profesores o cuidadores expresando su opinión, necesidades… y son castigados, lo único que conseguimos es reprimir la expresión.
  • En muchas ocasiones, observamos que los padres no refuerzan a sus hijos por las cosas bien hechas y solo castigan lo negativo. Es uno de los puntos débiles de la comunicación familiar. Por ello, debemos reforzar cuando haya un comportamiento asertivo, para introducir buenos valores en su hijo. Por ejemplo: “Juan, muchas gracias por decirme lo que quieres hacer. Primero vamos a recoger el cuarto y luego hacemos lo que me has pedido”
  • Lo malo de no recibir aprobación de un comportamiento asertivo, es el no desarrollo del mismo. Pero este punto, como todo el post, es aplicable, también, en los adultos. Cuando en el trabajo, nos expresamos de forma asertiva y no recibimos refuerzo, por el contrario, solo observamos estilos comunicativos agresivos o pasivos, dejaremos de hacerlo.

Hay diferentes formas de ser asertivo

Asertividad positiva: Aceptación absoluta de cómo es el otro y no sentirse amenazado

Asertividad negativa: Se utiliza cuando se afronta una crítica constructiva.Mostraremos determinación para corregirlo

Asertividad empática: Se trata de ponerse en el lugar del otro, entender, comprender la necesidad del otro

En conclusión, la asertividad es una forma de comunicación que nos permite respetar nuestros pensamientos y emociones y evita dejarse manipular por los demás. Es muy importante trabajarlo, para reforzar la autoestima

¿Te atreves a pensar cuantas veces has sido asertivo en el día de hoy?

20140716071300427900

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: