¿No duermes bien?

Hoy, 13 de Marzo es el #DíaMundialdelSueño.  Todos somos conscientes de la importancia del sueño para el rendimiento diurno, pero, ¿Sabes si haces algo mal a la hora de ir a la cama?, ¿Te cuesta dormir?, ¿Te desvelas durante la noche?…

El ser humano dedica, por término medio, un tercio de su vida en dormir. Dormir es una actividad necesaria, porque con ella se restablece el equilibrio físico y psicológico básico de las personas. La necesidad de sueño cambia, en cada persona, depende de la edad, el estado de salud, estado emocional y otros factores. El tiempo ideal de sueño es aquel que nos permita realizar las actividades diarias con normalidad.

Os damos unas pautas para recuperar el sueño adecuado. Sabemos que algunas son “complicadas” de llevar a cabo, pero, sí quieres, puedes.

  1. No te acuestes hasta que no te sientas somnoliento
  2. Por las mañanas, levántate aproximadamente a la misma hora, incluso lo fines de semana. No te levantes más tarde de una hora de su hora acostumbrada
  3. No hagas siesta.

Estas tres primeras normas te ayudarán a adquirir un patrón de sueño consciente y sincronizarán su reloj biológico. Con el tiempo, su hora de acostarse o el momento en que te sientes somnoliento también se regularizará.

  1. No consumas alcohol durante las dos horas antes de acostarse
  2. No consumas cafeína después de las 4-5 de la tarde, o 6 horas antes de acostarse.
  3. No fumes antes de ir a la cama.insomnio
  4. Practica ejercicio regularmente.
  5. Usa el sentido común para convertir el ambiente de su habitación propicio para el sueño; mantén la temperatura adecuada, un colchón confortable y niveles mínimos de sonido y de luz.
  6. No comas chocolates ni productos que contengan azúcar. Evita fluidos excesivos. Si tes despiertas durante la noche, no comas ni bebas nada, ya que, de lo contrario, se despertará cada noche con hambre y con sed.

Instrucciones:

  • Usar la cama o habitación para dormir. Si tienes problemas de sueño, no veas la televisión, ni escuches la radio, no leas o dediques el momento de descanso para pensar en los temas que te preocupan.
  • Establecer una rutina antes de acostarse. Por ejemplo: cierre la puerta de la calle, vaya al baño, apague las luces, ponga el despertador, etc. Siga la misma rutina cada noche.
  • Cuando te metas en la cama, apaga la luz enseguida, con la intención de quedarte dormido inmediatamente. Si no te quedas dormido en unos 20 minutos, levántate y ve a otra habitación. Cuando te sientas somnoliento, vuelva a la habitación. En este tiempo, no comemos, ni leemos, ni vemos la tele…es decir, vamos a darle la mínima actividad al cerebro.
  • Si al volver a la cama, no te quedas dormido en 20 minutos, repita el paso anterior tantas veces como sea necesario durante la noche.

Estas instrucciones nos limitan muchas acciones que llevamos a cabo antes de dormir. Pueden ser difíciles, pero, más complicado es estar todo el día sin haber dormido bien.

¡Mucho ánimo y buen fin de semana!

20140716071300427900

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: